TRANSPLANTE DE CORNEA

El trasplante de córnea es la última opción en el tratamiento del keratocono pero se evita con la aplicación del cross linking y la colocación de los anillos intracorneales en un transplante, la córnea dañada es removida y reemplazada por otra sana y transparente.

Luego, la córnea donante es suturada al ojo receptor. La cirugía se puede realizar con anestesia total o local, el paciente puede retirarse el mismo día o permanecer por un corto periodo en observación.

Antes del procedimiento

El día del alta del post operatorio inmediato será advertido de los siguientes consejos para su cuidado y medicación:

– Uso de las gotas oculares como fue prescripto;
– Ser cuidadoso en no frotar o presionar sobre el ojo transplantado;
– No realizar ejercicios físicos;
– Uso de protectores;
– Preguntar a su oftalmólogo cuándo puede comenzar a conducir;

Su médico decidirá cuándo podrán removerse los puntos de la sutura dependiendo del grado de cicatrización. Usualmente, éstos son removidos luego de varios meses después de la cirugía (a partir de los 9 a 12 meses aproximadamente).

Coméntele al médico acerca de cualquier afección que usted pueda tener. Igualmente, coméntele qué medicamentos está tomando, incluyendo fármacos, suplementos y hierbas que haya comprado sin una receta.

Usted posiblemente necesite limitar los medicamentos que dificulten la coagulación de la sangre durante 10 días antes de la cirugía. Algunos son el ácido acetilsalicílico (aspirin), ibuprofeno (Advil, Motrin) y warfarina (Coumadin).

Usted puede tomar sus otros medicamentos diarios en la mañana de la cirugía; sin embargo, consulte con el médico si toma diuréticos o insulina o pastillas para la diabetes.

Será necesario que deje de comer y beber la mayoría de líquidos después de medianoche la noche antes de la cirugía. Puede tomar agua, jugo de manzana y café o té solo (sin crema ni azúcar) hasta dos horas antes de la cirugía. No beba alcohol 24 horas antes o después de la operación.

Use ropa suelta y cómoda el día de la cirugía. No lleve puesta ninguna joya y tampoco se aplique cremas, lociones ni maquillaje en la cara ni alrededor de los ojos.

Usted necesitará que alguien lo transporte hasta su casa después de la cirugía.

Nota: éstas son pautas generales. El cirujano puede tener exigencias o instrucciones específicas.

Después del procedimiento

Usted se irá para su casa el mismo día de la cirugía. El médico le dará un parche para el ojo para que lo use durante aproximadamente 1 a 4 días.

El médico recetará gotas oftálmicas para ayudar a que el ojo sane, al igual que evitar infección y rechazo.

El médico retirará los puntos de sutura en una consulta de control. Algunos de estos puntos se pueden dejar en el lugar hasta por un año.

Riesgos y Complicaciones:

Estadísticamente, los transplantes de córnea presentan bajas posibilidades de rechazo, cuando estamos frente a un rechazo, la visión se nubla y se deteriora.

El tipo más común de transplante de córnea se denomina “queratoplastia penetrante”. Durante este procedimiento, el cirujano extirpará un pequeño pedazo redondo de la córnea. Luego, suturará la córnea donada sobre la abertura del ojo.

Para algunos pacientes, se pueden emplear técnicas más nuevas, durante las cuales sólo se reemplazan las capas internas y externas, en lugar de todas las capas.

El transplante de córnea se recomienda para personas que tengan:

  • Problemas de visión causados por el adelgazamiento de la córnea, generalmente debido a queratocono
  • Cicatrización de la córnea a causa de infecciones o lesiones severas.
  • Pérdida de la visión causada por opacidad de la córnea, generalmente debido a distrofia

Algunas veces, el cuerpo rechaza el tejido trasplantado. Esto se presenta en un pequeño número de pacientes y a menudo se puede controlar con gotas oftálmicas con esteroides. El riesgo de rechazo disminuye con el tiempo, pero nunca desaparece por completo.

Otros riesgos del trasplante de córnea son:

  • Sangrado
  • Infección del ojo
  • Glaucoma (presión alta en el ojo que puede causar pérdida de la visión)
  • Inflamación de la parte frontal del ojo

Los riesgos de cualquier anestesia son:

  • Reacciones alérgicas a los medicamentos
  • Problemas respiratorios

Pronóstico

La recuperación completa de la vista puede tomar hasta un año. La mayoría de los pacientes que se someten a trasplantes de córnea que resultan exitosos disfruta de una buena visión durante muchos años. Pero, si usted tiene otros problemas oculares, esos problemas aún pueden reducir su vista.